sábado, 30 de mayo de 2009

EDUCACIÓN DE LOS INDIGENAS EN EL PARAGUAY

Fue preocupación constante de la corona española la incorporación de los indígenas a la vida civilizada, para lo cual, existieron diversas instituciones de captación.
En las capitales de los virreinatos, los hijos de los caciques y de otros i dios principales podían seguir estudios en los colegios de nobles. Pero en general, la asimilación del indio a la civilización occidental, que no había terminado en la época de la Independencia, se llevaba a cabo en las reducciones o pueblos. Allí, se lo instruía en materia religiosa y se lo iniciaba en las actividades agrícolas y demás sistemas racionales de producción. En algunos casos, aunque no fuera ello lo más frecuente, se llegaba al aprendizaje de la lectura y la escritura, así como al de determinados oficios manuales.
En el Paraguay, hubo reducciones indígenas a cargo de los jesuitas, de los franciscanos y del clero secular, donde los primeros organizaron coros polifónicos, formaron músicos y hábiles artesanos y tuvieron entres sus neófitos a más de uno al que se atribuyó directamente la paternidad de algún libro u obra de arte.
A fines del siglo XVIII, encontramos los nombres de varios indígenas guaraníes en la lista de alumnos del Real Colegio Seminario de San Carlos, y el gobernador Lázaro de Ribera proponía al Rey la creación de una escuela central en Asunción, en la cual cursaran sus estudios simultáneamente los jóvenes criollos y los mejor dotados de cada pueblo de indios, debiendo retornar éstos a sus lugares de origen para convertirse en maestros de sus coterráneos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada