martes, 30 de junio de 2009

LA INSTRUCCION ELEMENTAL Y LOS PROYECTOS DE LAZARO DE RIBERA

Lázaro de Ribera y Espinoza de los Monteros, que fue Gobernador, Intendente del Paraguay de 1796 a 1806, acusa la influencia de las nuevas concepciones en materia de educación: apenas asumido el mando, se dirige por escrito al Cabildo de Asunción, procura de su dictamen sobre un plan, que en líneas generales desarrollaba, para el fomento de la instrucción pública, mostraba Ribera partidario de extender los beneficios de misma hasta a los indios, los cuales debían aprender a expresarse oralmente y por escrito en español. Proponía la creación de una escuela central o seminario en Asunción, a la cual concurrirían los muchachos mejor dotados de las diversas reducciones indígenas, para retornar luego a sus pueblos a constituirse, a su vez, en maestros de sus conterráneos. Para estimular la integración de estos indios a la vida provincial, consideraba útil su coeducación en dicha escuela con los hijos de criollos y españoles.
Pese a su gobierno de una década, Ribera no pudo realizar su proyecto, Subsistió siempre una escuela de primeras letras en la capital y preceptor de la misma fue designado en 1802 José Gabriel Téllez, que conservó el empleo por un lapso de más d cuarenta años.
El referido gobernador dejó impreso un “Catecismo”, en el que desarrollaba la defensa de la monarquía absoluta, para uso de los escolares.
Su sucesor en el mando, Bernardo de Velasco y Huidobro, suprimió las pagas de los maestros de escuela del interior y confió su cometido a los Tenientes Curas de las diversas parroquias rurales. Tal medida resultó contraproducente, pues los mencionados sacerdotes, abrumados de trabajo como se hallaban, no podían dedicar la necesaria atención a sus nuevas obligaciones.
La reforma radical de la instrucción publica, su liberalización y modernización, la comenzó a llevar a la práctica en 1812 la Junta Superior Gubernativa, integrada entonces por Fulgencio Yegros, Pedro Juan Caballero y Fernando de la Mora, como veremos más adelante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada